FacebookEmail tweeter you tube rss
  • agosto 25, 2015


El Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO), adscrito a la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA), ha logrado convertirse por su historia, trayectoria, y gracias a la calidad de sus actividades, en uno de los referentes más destacados de la cultura en la entidad.

Desde 2003, la entidad cuenta con dicho espacio que resguarda, cataloga, difunde y promueve la obra de los artistas plásticos locales.

La historia

El MUPO se ubica en la esquina de las calles de Independencia y Manuel García Vigil, en el centro histórico de la Ciudad de Oaxaca.

Esta construcción data del siglo XVII, y se edificó por iniciativa de don Juan Gómez de Tapia, párroco de Tututepec, y del filántropo portugués Don Miguel Fernández Fiallo.

Bajo el auspicio del Obispo Isidro Sariñana, dichos benefactores destinaron en 1686 este edificio a la educación de las niñas oaxaqueñas, con el nombre del Colegio de Doncellas de Nuestra Señora de la Presentación.

Con las Leyes de Reforma, el colegio fue clausurado y la construcción pasó a manos del Estado, posteriormente sufrió severos daños. En 1866, bajo el mandato de Porfirio Díaz, reabrió sus puertas.

Desde entonces los usos de este edificio han sido muchos y variados, pues fue Museo de Antropología e Historia, Museo Regional del Estado, sede del Ayuntamiento capitalino y de 1993 a 2003 de la Secretaría de Turismo.

En 2003, surge la idea del Gobierno del Estado de abrir en este edificio un museo dónde mostrar lo mejor de la plástica oaxaqueña y relacionarla con talentos nacionales y extranjeros, lo que da pie al nacimiento del MUPO.

El espacio

El MUPO se abrió con la finalidad de ofrecer un espacio abierto al desarrollo y muestra del arte contemporáneo en la entidad, sobre todo mediante exposiciones que promuevan y difundan la obra de artistas oaxaqueños.

Paralelamente, busca establecer un diálogo entre la creación estatal y la existente en otras latitudes del país y el mundo, a fin de lograr un enriquecimiento integral tanto para artistas como para el público en general.

De tal manera, el MUPO se ofrece como un foro crítico e incluyente de las distintas maneras de hacer y apreciar el arte, con la posibilidad de enlazar a sus creadores con museos y galerías de otros sitios.

Asimismo, la institución es un espacio abierto a las más variadas expresiones culturales, complementando su programa de exposiciones con visitas guiadas, talleres, conferencias, muestras de danza, teatro, cine, entre otras.

En su búsqueda por dar oportunidad a los creadores locales, el MUPO lanza convocatorias a fin de que artistas emergentes puedan ocupar sus salas y mostrar su trabajo.

Cabe destacar que un centenar de exposiciones se han instalado en el MUPO a lo largo de su existencia, es así como continúa su tarea de posicionarse como un espacio abierto a todas y todos los visitantes.

-0-

Vistas a la página totales

Publicidad