FacebookEmail tweeter you tube rss
  • agosto 15, 2015

A fin de proteger su patrimonio cultural tangible e intangible, el Cabildo del municipio de San Pedro Tututepec, en la costa oaxaqueña, emitió un decreto mediante el cual reconoce el valor de los conceptos “Fandango de varitas” y “Ocho venado”.

Dicho decreto compromete a las autoridades municipales a proteger este patrimonio, amparados por artículos de la Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley de Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Oaxaca.

El “Fandango de varitas” es una expresión musical y dancística de Tututepec realizada durante las principales fiestas de la comunidad. Comprenden a este patrimonio el acompañamiento musical, los pasos y el vestuario.

Entre las melodías que componen este acervo destacan los vinuetes, piezas que pueden ser bailadas únicamente por niños o mujeres jóvenes, a quienes se considera seres puros, y que sirven para lograr la conexión entre lo humano y lo divino antes de iniciar una festividad.

Otros géneros de esta danza son el juego, la chilena y el son, varios compuestos por habitantes de Tututepec como Amancio Hernández Guzmán y Benigno García Rodríguez.

Sobre el concepto “Ocho venado”, se busca proteger a este personaje icónico de la mitología mixteca, cuya biografía se entrelaza con la leyenda y, que entre otros logros, está el haber unificado a los mixtecos en un sólo reino durante la época prehispánica.

Con esta acción, como se menciona en el decreto firmado por las distintas autoridades de Tututepec, no se pretende excluir a otros del uso de estos elementos culturales, pero sí protegerlos del robo y una apropiación inadecuada que no reconozca el origen de estas expresiones.


Vistas a la página totales

Publicidad