FacebookEmail tweeter you tube rss
  • julio 06, 2015
Del millón de copias emitidas en 1908 del libro El ejemplo de una vida. Porfirio Díaz y su obra. Para los niños, para los obreros, para el pueblo sólo sobrevivieron dos. Es por eso que el hallazgo y reimpresión de esta obra encabezada por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA), la Logia Simbólica Porfirio Díaz No. 64 y la Fundación Rodolfo Morales, constituye un verdadero rescate editorial.
En un evento enmarcado este viernes en los festejos Centenario Luctuoso del General Porfirio Díaz Mori, realizado en el Teatro Macedonio Alcalá, el titular de la SECULTA, Alonso Aguilar Orihuela; el compilador de la obra, Enrique Cortés Guzmán; y el director del Centro de Estudios Históricos del Porfiriato, Ricardo Orozco Ríos, hablaron sobre la reimpresión de este libro, ahora al alcance del público en general.
Aguilar Orihuela, autor del prólogo de la obra, resaltó la importancia de estudiar la vida y obra de Díaz, personaje clave en la historia de México.
Sobre el expresidente, en su papel de militar, dijo: “se enfrentó con la valentía del soldado que antepone la Patria a los intereses personales”.
Por su parte, Orozco Ríos recordó que este libro tenía originalmente un sentido propagandístico a favor de Díaz, luego de que el presidente adelantara su renuncia en la entrevista hecha por el estadounidense James Creelman. Tal anuncio causó preocupación en un gran sector del país, satisfecho con la paz y estabilidad lograda en el gobierno del oaxaqueño.
Díaz fue “un hombre de contrastes, que sin duda tuvo grandes aciertos y grandes logros pero, como cualquier otro ser humano, tuvo errores” agregó Orozco Ríos casi para concluir.
 “Porfirio Díaz por muchos años ha sido degradado pero, ¿cómo pudo sostenerse tanto tiempo en el poder contra la voluntad de la gente?”, cuestionó Cortés Guzmán.
El compilador refirió también que el ilustre oaxaqueño “nunca se entregó a los brazos de nuestro vecino del Norte” y las grandes obras arquitectónicas ordenadas por éste, como el Palacio de Bellas Artes, el Monumento a la Revolución y el famoso Ángel de la Independencia, perviven hasta nuestros tiempos como gran orgullo para el mexicano actual.
Al finalizar la presentación fueron regalados cerca de 200 ejemplares del libro a todos los asistentes al Teatro, con el fin de que la ciudadanía pueda acercarse desde una nueva perspectiva a Díaz.

Vistas a la página totales

Publicidad