FacebookEmail tweeter you tube rss
  • marzo 27, 2015



La tradición de colocar un Altar a la Virgen María sigue viva. ( aquí en una librería de las calles de Alcala, de la Ciudad de Oaxaca de Juárez ) 

27 de marzo 2015. En los templos y casas de Oaxaca, este viernes como hace varios siglos, se revive la tradición de colocar el Altar de Dolores, que significan el sufrimiento de la Madre de Jesús, desde el anunció de su detención, como la pasión de su muerte. 

La Dolorosa muestra un rostro que reflejan sufrimiento tan impresionante que estremece a quien la ve, sus manos unidas sostienen un pañuelo blanco, su vestido es morado, el velo blanco representa su pureza y el superior que puede ser azul marino o morado igual que su atuendo refleja un estatus de mujer casada y sin faltar las siete espadas clavadas en el corazón símbolo de su aflicción, los siete Dolores de la Virgen en el altar se representan con siete velas encendidas. El número siete para el cristianismo significa infinitud, de tal manera que está diciendo que sufrió infinitamente y el color morado para la religión católica es indicativo de tiempo penitencial por lo mismo encarna su sufrimiento.

Vistas a la página totales

Publicidad