FacebookEmail tweeter you tube rss

Fue construido por frailes dominicos en el siglo XVIII. Pertenece al estilo barroco, reflejado en la fachada principal y lateral, de cantera labrada; así como en los retablos interiores, de madera chapeada. Antecede al templo un patio atrial con barda almenada.

La fachada principal tiene portada, de tres cuerpos y remate, y dos torres con campanarios. El primer cuerpo de la portada tiene acceso con arco de medio punto, dovelado y moldurado, en cuya clave se encuentra labrada una flor de lis que representa a la orden dominica. El arco está apoyado sobre pilastras de fuste tablerado y capitel dórico. En las enjutas y el friso hay relieves de querubines y motivos vegetales. A los lados del acceso se encuentran intercolumnios, formados por columnas tritóstilas de capitel corintio; entre éstas hay nichos con esculturas.

El segundo cuerpo presenta un tablero central, en relieve, que escenifica la vida de Santo Tomás Apóstol. A los lados se encuentran columnas salomónicas de capitel corintio que forman intercolumnios, donde hay nichos vacíos con venera y peana. En el tercer cuerpo destaca la ventana coral, de forma octagonal y abocinada, flanqueada por columnas salomónicas con capitel corintio; se repiten los intercolumnios y los nichos vacíos con venera y peana.

El remate es un frontón truncado, en cuyo tímpano figura un escudo religioso. La portada lateral es de dos cuerpos y remate. En el primer cuerpo, el acceso tiene un arco de medio punto sobre pilastras, decorados con listones y flores en relieve. A los lados se hallan columnas salomónicas de capitel corintio. El segundo cuerpo presenta un tablero cruciforme con un relieve que representa la Asunción de María; está flanqueado por columnas candelabro, decoradas con motivos fitomorfos y capitel compuesto.

El remate es frontón roleado, con relieve antropomorfo que representa al Dios padre. En general, esta portada destaca por su abundante decoración a base de relieves vegetales.

El interior del templo tiene planta arquitectónica de cruz latina, integrada por coro, sotocoro, nave y presbiterio. La cubierta consiste en cuatro bóvedas de pañuelo, en la nave y coro; el crucero y el presbiterio tiene cúpulas sobre tambor y pechinas.

En el presbiterio destaca un retablo dorado, de estilo churrigueresco propio del siglo XVIII; es de dos cuerpos, tres calles y remate. En la parte inferior tiene tres nichos con esculturas: Cristo, al centro, y dos santos a los lados. En la parte superior hay medallones con pinturas al óleo que representan la vida de Cristo. Destacan en el retablo las columnas estípites y la abundante decoración fitomorfa.

En los transeptos existen dos retablos del siglo XVIII, dedicados a la Virgen María; destacan por su gran dimensión, sus esculturas, pinturas al óleo y la abundante decoración fitomorfa. En la nave se encuentran otros siete retablos barrocos, salomónicos y estípites, también de gran interés; destacan los que escenifican la Pasión de Cristo y la vida de Santo Tomás, a través de interesantes pinturas al óleo sobre tela.

En el sotocoro, al costado derecho, está ubicado el bautisterio. En este lugar, en el año de 1806, fue bautizado don Benito Juárez García, distinguido presidente de México y Benemérito de las Américas.


Localización
• Ixtlán de Juárez: Se ubica al norte de la Ciudad de Oaxaca, a 60 kilómetros (37 millas) por la Carretera Federal 190 con destino hacia el Istmo. Desvíese a la izquierda a la altura del Monumento a Juárez, para entroncar con la Carretera Federal 175 hasta llegar a Ixtlán. 


Vistas a la página totales

Publicidad